Miembro de

MENÚ

Ley de los Contratos de Factoraje y de Descuento

Carlota Valdéz
October, 2018

Compartir

La ley de los Contratos de Factoraje y de Descuento surgió por la necesidad de una certeza jurídica, dicha ley entró en vigencia el 22 de agosto del año 2018.

Es importante aclarar que no es que no existiera la figura del factoraje y descuento, sino que estas se interpretaban de diferentes maneras, como por ejemplo la interpretación de la superintendencia de Administración Tributaria (SAT), clientes y bancos.  La ley de contrato de factoraje de derecho de crédito perfecciona la figura y la lleva a otro nivel.

Una de las diferencias que se pueden encontrar con la regulación que existía en el Código de Comercio es la separación entre descuento y factoraje, dado que anteriormente estaba integrada. Esta nueva regulación se realizó en el Decreto número 1 – 2018, utilizando los legisladores este mecanismo para avanzar en el proceso, dado que de otra manera no se iba a lograr, por la imposibilidad de poder modificar el Código de Comercio en su parte respectiva.  Los jueces en Guatemala están claros con los límites y características de dichos contratos, así como los derechos del factor, por lo que en este caso si existe certeza jurídica.

Con la nueva ley, el factor tiene tres cosas que tiene que hacer:  

  1. Confirmar que la factura existe;
  2. Notificar a las partes; y
  3. Registrar en el Registro con el fin de publicitarlo.  

Por lo que esta ley, para los efectos de su publicidad establece que se haga por medio del Registro de Garantías Mobiliarias, para así poder tener en juego reglas de prioridad o prelación. Anteriormente no había una forma de publicitarlo ante terceros, solo se realizaba una notificación entre las partes y se probaba ese derecho ante juez.  Por lo que actualmente si se tiene que inscribir en el Registro de Garantías Mobiliarias.

La importancia del contrato de factoraje es que ayuda al desarrollo de pequeñas y medianas empresasEn nuestra legislación son títulos de crédito, y se llevan a la Bolsa de Valores. Este contrato ayuda a financiar a pequeñas y grandes empresa, e incluso tarjetas de crédito.  

Estas obligaciones dejan de generar Impuesto al Valor Agregado, pero generan el Impuesto de Timbres Fiscales. Es importante hacer la aclaración que la exención del IVA aplica a Títulos de Crédito y no a bienes muebles.

Lo que se busca con la ley es darle al contrato de factoraje la atribución de un título de crédito en el tema de cesión de derecho, la compraventa dentro de la factura cambiaria si paga IVA, es decir que la cesión no paga.  

Esta ley ayudará a tener mayor certeza jurídica, ayudando a la economía guatemalteca y al desarrollo de pequeñas, medianas y grandes empresas.

Quedamos a las órdenes para cualquier consulta.

 

Carlota Valdéz
Abogada y Notaria
Departamento Corporativo – Alegalis
Email: [email protected]

Compartir

Suscríbete:





Guatemala

Domani
2da Calle 24-00 Zona 15, VH II,
Edificio DOMANI, Oficina 701
Guatemala, Guatemala, C.A
Tel: (502) 2503-3777
Fax: (502) 2503-3757
[email protected]

 

Avante
2a. Calle 23-80, Zona 15
VH II, Oficina 502,
Guatemala, Guatemala, C. A.

Centro América

LEGIC
[email protected]
www.legicgroup.com

HONG KONG

Suite 1371, 1301 Bank of
America Tower,
12 Harcourt Road
Central District, Hong Kong
[email protected]

Tel: +852 2115-9628
Fax: +852 2115-9818